martes, 29 de octubre de 2013

La pérdida y el tiempo

Parece ser que cuando uno tiene una pérdida, por pequeña que esta sea, además del sufrimiento o quizás precisamente por eso, la parte del cerebro que estaba ocupada con el objeto perdido, todas esas neuronas donde se almacenaban las acciones y los recuerdos relacionados con aquello que se pierde, se quedan desamparadas.

lunes, 28 de octubre de 2013

El Circo Mundial

En uno de mis paseos matutinos veo anunciado el Circo Mundial en un cartel con tres trapecistas subidas a un pobre elefante. Nunca me ha gustado el circo, que me producía de niño una tristeza indescriptible. Entonces no sabía por qué, puesto que solo era un niño. Hoy guardo una imagen mental de todo aquello.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Con una señora en la biblioteca

Subo en el ascensor de la biblioteca y conmigo lo hace una señora. Cuando yo entro ella ya le ha dado a un botón de la planta a la que quiere ir. Yo intento hacer lo mismo pero el botón del segundo piso, a pesar de mis esfuerzos, no se enciende. La puerta se cierra y yo no sé a qué planta voy. Vuelvo a darle y a darle al número dos, que permanece una y otra vez apagado. Ante mi inquietud la señora dice:
Ahora se está cerrando la puerta.
A lo que yo respondo:
              —Ya, ya veo, pero el botón no se enciende.
Y ella me dice:
              —Cuando se cierra la puerta es que ya sube.
              Ya, claro, ya sube o ya baja contesto.
Llegamos a la segunda planta. Los dos íbamos al mismo piso y por eso el botón no se encendía.
Salimos y la señora me dice:
¿Vaya tontada te he dicho, verdad?
Pues sí, aunque no importa nada contesto.
Me pone una mano en el hombro y se echa a reír. Yo también le pongo una mano en el hombro y me contagio de su risa. Nos entra una sonora risa floja. La gente empieza a molestarse y nos hace callar. Como tienen razón contenemos las carcajadas y nos despedimos con un gesto.

Esta mañana estoy contento. Hay señoras así por todas partes, incluso fuera de mi ex-tienda. Qué placer.

martes, 22 de octubre de 2013

La felicidad 2



No puedo evitar dedicar otro post al ranking de felicidad por países que elabora la O.N.U., que es algo absurdo a lo que dedicar el dinero público con el que los ciudadanos de los Países Miembros financiamos esta institución.
Decía Noam Chomsky que cuando una institución hace una campaña publicitaria para promocionar o evitar algo es porque no está haciendo lo suficiente para solucionar el problema y yo creo que en esto a Noam no le falta razón. Hacen una encuesta unida a una serie de apariciones en televisión y así dan la sensación de estar ocupándose del asunto.

lunes, 21 de octubre de 2013

la felicidad 1

Felicidad

Veo en los telediarios que hay un ranking de felicidad por países que elabora la O.N.U. Por lo visto nadie parece darse cuenta de que de la competitividad a la agresión hay solo un paso, aunque también puede ser, según indica todo lo que está ocurriendo, que es eso lo que realmente quieren que hagamos: competir, competir, competir y competir hasta la trampa, hasta el engaño, hasta la mentira, hasta el fraude, hasta el robo, hasta la agresión, como han hecho ellos para llegar hasta donde están.
Competir hasta para ver qué país “es más feliz”, hasta aquí llega su absurdo.
En fin, así nos va.

jueves, 17 de octubre de 2013

la protesta

La protesta está bien pero solo es reacción. Necesitamos acción no violenta, positiva, creativa y creadora para cambiar las cosas profundamente.
Si de verdad queremos cambiar las cosas no podemos quedarnos en una lucha meramente superficial por los recursos materiales. Esa lucha la tenemos perdida de antemano porque los que manejan los recursos tienen también los medios para seguir acumulándolos y esto queda demostrado claramente puesto que con estos medios han llegado a acumular lo que ya tienen. Esta reacción por conservar las cosas solo nos desgasta y nos resta energías para el verdadero cambio, que debe ser interior, para después extenderse al entorno. El ser humano debe ir más allá de las cosas para poder ver lo verdaderamente bueno que casi siempre está allí y que es sistemáticamente ignorado por todos nosotros.
Debemos renunciar a los objetos para dejar de ser explotados y expoliados cuando por fin conseguimos acumular algo. Hablo incluso de renunciar a una vida cómoda y longeva para poder acceder a una vida plena llena de sentido y verdaderamente humana.
¿No lo ves claro? Solo te haré una pregunta, ¿qué ha sido lo mejor de tu vida y quién te lo ha dado?

domingo, 6 de octubre de 2013

"La Bolsa"

    Una vez , como no en un café, vi a un hombre que por lo anodino que era  llamó mi atención. Tendría  unos sesenta y cinco años, algo calvo con barba gris y una bufanda verde oscura de paño que nunca se quitaba. La llevó todos los días que yo le vi allí.
    Pasaba las horas mirando de reojo la televisión. Echaba un vistazo rápido la televisión y luego al suelo, aunque cuando miraba al suelo lo hacía con una actitud de concentración muy intensa. No se cansaba. Parecía como si quisiera mirar el televisor pero luego se arrepintiese e intentara, mediante esos segundos de concentración mirando al suelo, evitar la tentación de volver a caer bajo su influjo. Digo que parecía que este ese era el motivo de sus movimientos de cabeza porque cuando en vez de mirarle solo a él, se me ocurrió observar al mismo tiempo sus movimientos y la pantalla, entonces y solo entonces, entendí la relación entre sus cabeceos y las imágenes que aparecía en la pantalla. Tardé varios minutos en darme cuenta y varios días en creer lo que había descubierto.

miércoles, 2 de octubre de 2013

El tiempo pasa


El tiempo pasa. Un infinito que se desliza hacia la nada de un modo absurdo. El tiempo existe, él me hizo estas heridas. Bajo su manto líquido y frío  pude cantar, leer, sufrir y amar aunque nunca tanto o tan poco como quise. Solo quiero desaparecer en medio de la música.