lunes, 30 de marzo de 2015

Arrullo

     

Nada ni nadie puede suplir el arrullo de una madre, ro, ro ,ro.. ta,ta,ta,ta,. La vibración de su pecho al respirar y al cantar mientras nos sostiene muy pegados a su cuerpo. Su calor, el olor a café de su aliento que nos llega de tan cerca.
            
Creo que nunca nadie tuvo suficiente dosis de esto

Esta es la búsqueda, la única búsqueda. Nunca se encuentra  porque nadie quiere ni puede volver al pasado y mucho menos si tiene que llevarse consigo a su propia madre.

 He buscado ese arrullo en los libros, en las farmacias, en las canciones, en los gatos, en los cafés y en el sexo.

Dicen que el momento de intimidad más cercano a ese arrullo en la vida adulta es el sexo pero el sexo es algo que sin duda se nos escapa mientras nos ocurre y sin embargo el arrullo en el joven cerebro del bebé dura un instante mágico que es eterno

 Pensé también que me encontraría con este arrullo al otro lado de la vida, cuando fuera mayor, cuando fuera padre pero en esto tampoco hubo suerte.

 Por eso a veces voy a la orilla del río, donde supongo que Anabel se despidió de aquellos niños que llegaron  antes de tiempo pero allí entre los árboles junto al agua que se desliza tampoco encuentro el arrullo, tan solo encuentro de nuevo el recuerdo de mi propio sollozo.

domingo, 29 de marzo de 2015

Del sueño americano a la meditación

     El sueño americano se trasladó de los escenarios y de los periódicos a internet porque no había suficientes  puestos de éxito para tantos solicitantes.

    Había más solicitantes para el éxito  que para  la paz, la tranquilidad o el sosiego  porque ese era el ridículo modelo que desde siempre se nos había querido imponer, el de “los chicos y las chicas populares y el de los perdedores”

    Querían que compitiéramos entre nosotros para hacerles ganar más como en las guerras.

viernes, 27 de marzo de 2015

Solo


           


     Vuelvo a sentirme solo y brillante como la luciérnaga que se ilumina con la esperanza de llegar a aparearse.

       Una vez más y ya van cientos, trato de conjurar mi soledad escribiendo canciones y textos.  Intento con ello  llamar la atención de un ser imposible.

       Mi soledad es de plomo líquido, se va colando en el fondo de mis bronquio quedándose allí a vivir a peso muerto colonizando mis pulmones como un parásito de color frío, gris, metálico, pesado, asfixiante.

      Solo busco un poco de aire. Yo también estoy hecho todo un indigente emocional.
   

jueves, 26 de marzo de 2015

Una de perros



   Unos días de baja por una "enfermedad común" o eso es lo que pone en el papel del médico.

   Salgo a dar un pequeño paseo, necesito que me de el sol y me siento en el banco de un parque.

  Lo veo desde lejos olisqueándolo todo y cuando gira veo que no tiene rabo, vaya , ya no encaja en la silueta que todos tenemos en la mente asociada  a la palabra "perro".

   Mientras se acerca dando unos cuantos rodeos pienso que a todos nos pasa un poco lo mismo. A todos nos falta al menos una parte por dentro.

    Por fin llega hasta mi, me mira diréctamente a los ojos, a bocajarro, como si supiera todo lo que me pasa y yo le devuelvo la mirada con su misma inocencia, nos vemos y ya me tiene en el bote. Le acaricio la cabeza, él disfruta de la caricia, se frota las orejas contra mi mano y yo la disfruto todavía más que él.

     Después se separa da una vuelta alrrededor de mi banco y se marcha habiendo hecho en la mañana todas las cosas sencillas que quería y necesitaba hacer.

    Justo igual que los humanos, pienso, cuanto tenemos que aprender.

martes, 24 de marzo de 2015

Truco para caminar por la calle cargada

                                                                                   

 Si vas cargada por la calle notarás sin duda alguna que cuando te cruzas con alguien este alguien en vez de apartarse para dejarte paso, pues vas cargada, en vez de apartarse como digo espera a que seas tu la que se quite de en medio .

  Existe un truco infalible para evitar esta falta de educación y de paso intentar que el modorro de turno se de cuenta de que no está solo en el mundo.

lunes, 23 de marzo de 2015

Piedra

                                                 


  Soy una piedra redonda con la base plana y caigo en medio de un océano calmo y claro.

  El día es soleado y la temperatura del agua óptima

  Mientras me hundo más lentamente de lo que mi peso recomienda, plácidamente, veo el sol caer a través del agua rompiéndose en fabulosos rayos de intensas irisaciones.
         
   Diversos animales acuáticos se interponen ahora en mi visión y veo sus panzas como antes en la tierra veía las de las nubes. Bandadas de peces, ballenas con sus crías, larguísimas  serpientes marinas, elegantes pulpos y  algún caballito de mar.

  Continúo cayendo,  la temperatura baja un poco, siento una sacudida en la base, parece que he llegado al fondo. Noto como la gravedad del planeta me fija a él como un potente imán y así es como al fin me quedo descansando, sin pensar más en nada, disfrutando por fin de la paz y del espectáculo para siempre.

sábado, 21 de marzo de 2015

Ten en cuenta



   Ten en cuenta que te puede tocar cantar una canción pero también un bingo, una comanda o un café

  Que a veces pueden pagar justos por pecadores, inocentes por culpables y sobre todo listos por tontos.

   Que su estupidez puede acabar contigo aunque seas joven y fuerte, de un solo plumazo

   Que Dios, si es que existe, puede dar pan al que no tiene dientes y dinero a quien no tiene corazón

   Que no se puede confiar demasiado en que el tiempo  te de la razón porque  también la realidad  puede perder el tren y llegar a veces con retraso.

   Por eso ten siempre algo que esconder, algo escondido, algo que sea solo tuyo, que no le cuentes a nadie y construye alrededor de este intimo secreto  un fuerte  refugio  solo y únicamente  para ti.

jueves, 19 de marzo de 2015

Dylan

                                           


    Poco a poco nos vamos haciendo mayores y nos vamos dando cuenta de que las estrellas que vemos en el cielo no son estrellas, son galaxias.

   De que según el propio Dios, si es que existe, solo somos un simulacro o lo que es lo mismo una" Copia  hecha a imagen o semejanza de alguien o algo especialmente sagrado".

    De que nunca se sabe que es lo que es  hasta que es lo que era.

    De que nunca cogimos el tren bueno o el tren malo, simplemente viajamos en el que nos tocó en suerte.

    De que en muchas ocasiones lo que nos salvo de todo esto fue otro ser humano a través del arte.

     Cuando esto me ocurre pienso en Dylan sentado en el suelo con la espalda apoyada en la pared de una habitación vacía tirando cartas a su sombrero. Entonces me siento acompañado, me dirijo a él y le digo:

    Muchas gracias por tu consuelo, por acompañarme y por todo el sufrimiento que me has entregado transformado en tus canciones compañero.

miércoles, 18 de marzo de 2015

La ducha

         

La ducha de después, de después del trabajo.  Limpio el cuerpo y la mente. No oler a comida, a sudor a trabajo. Notar como los problemas se van diluyendo en agua caliente y son arrastrados por el desagüe.
           Fijo mi atención en la respiración. Medito en la ducha como sin duda se medita en el seno materno donde todo es atención plena. Allí no hay memoria que forme el pasado y por tanto el joven cerebro no puede todavía planificar el futuro ni proyectarse en él. Ni siquiera tiene ego.

           Así únicamente  antes de nacer existe el presente y esa etapa dura solo nueve meses.

        En la ducha, ese estado dura  unos pocos minutos y allí me conecto con mi ser primero y renazco a diario para poder reencontrarme libre  de nuevo con el mundo.

lunes, 16 de marzo de 2015

Cajas

               

  Estoy rodeado de cajas que contienen partes del pasado. Me empeño en conservarlas como si algún día fuéramos a abrirlas como si no hubiera pasado nada, y si,  ha pasado.
   
            Todos esos libros, discos, papeles y recuerdos, deberían estar en las estanterías de nuestra casa que con tanta ilusión preparamos para ellos. Hoy que vivimos en una habitación prestada ocupan, amontonados  por los rincones, un espacio que pertenece a las personas y que en este caso ni siquiera nos pertenece a nosotros mismos.
     

          Las cosas   sufren mucho encajadas puesto que se las somete a una incertidumbre y a una angustia para las que no fueron creadas y en sus contenedores inevitablemente envejecen al padecer las emociones humanas que allí las llevaron .
    Cuando un día salen de allí  aunque haya pasado poco tiempo ya son viejas porque durante su cautiverio presienten en la oscuridad un futuro incierto y demoledor, de hecho las que ya entraron siendo mayores comienzan a pensar enseguida en su propia la muerte.

        No es fácil darse cuenta de que las cosas que hay dentro de las cajas en realidad ya acabaron su existencia:
     Tuvieron una vida corta, una muerte prematura.

    Las cajas que ya están llenas contienen algo ya determinado, finito y por tanto son emocionalmente más manejables.
    Sin embargo las vacías, las que todavía esperan a ser llenadas, son las que  más peso tienen y más espacio ocupan en mi interior  porque contienen todo el peso de la pre-ocupación y de todo lo que todavía no existe: del futuro

   

     


sábado, 14 de marzo de 2015

Evasión

             


               Vuelvo a evadirme dentro de mi propia mente. Hace mucho que no lo hacía, algo viejo me debe estar pasando de nuevo.

              Recuerdo muy bien a aquél chico que se pasaba las clases persiguiendo sueños y pájaros con la mirada perdida entre las ramas de los árboles al otro lado de la ventana.
           
              Las evasiones mentales van cambiando con la edad. Ser niño fue duro pero mientras lo fui conservé intactos todos mis sueños. De adolescente mi  paraíso artificial era imaginarme estando con alguna chica. En realidad con cualquiera que me prestara un poco de atención.

              Hoy ya no puedo soñar con ellas. Ya no se soñar con cosas imposibles .

              Hoy ya de mayor no podría decir cuales son  mis sueños. Seguramente es porque como decía un viejo amigo mío "  lo que yo quiero  no es de este mundo".

martes, 10 de marzo de 2015

La superficie

                     

             Existen multitud de superficies, tantas que apenas se ve otra cosa. No te quedes nunca en la superficie.

            En la superficie están el polvo y el humo, la mayoría de las frases y  las borracheras (la resaca va por dentro).

            Sin embargo bajo la superficie están las canciones  y por debajo  las cuerdas vocales, el aire, el sonido, la voz, el cráneo vibrando.

          Por debajo de la ropa están los cuerpos, la piel, el orgasmo, los nervios la emoción, la vida y la muerte.

          Por debajo del amor el deseo de ser querido siempre y de no ser abandonado nunca de nuevo

          Bajo el café está la taza,la mesa, la tierra, bajo el dolor la pierna... el esfuerzo, bajo la noche está el día si le das la vuelta al planeta.

          Bajo la superficie está en definitiva todo lo que me importa  por eso nunca, nunca te quedes sin mi allí arriba en la superficie.

domingo, 8 de marzo de 2015

Las palabras que se dicen en sueños (o como los gatos dominan el mundo)

           

            Las palabras que se dicen en sueños si uno duerme solo es como si nunca se hubieran dicho, pero si a vuestro lado hay un ser durmiente, aunque sea un gato, esas palabras se cuelan entre sus sueños y cambian para siempre su inconsciente y por tanto su mundo entero.

            Esto nos lleva a pensar que si es el gato el que sueña y el que ronrronea  mientras duerme a tu lado, son sus sonidos los que se cuelan en tu interior, así que, esta es la forma en que los gatos domésticos  han conseguido dominar el mundo, hablando en sueños mientras duermen con nosotros.
           

       

viernes, 6 de marzo de 2015

Tener mundo

         

           
            Todavía hay quien piensa que viajar atolondrado por el mundo exterior viendo los mismos bares, los mismos hoteles, los mismos edificios de otros lugares es " tener mundo" pero por muy deslumbrante  que  sea todo esto  el viajar  es  solo haber ido por encima del mundo, quedarse en la superficie,  pero no es "tener mundo".

              Tener mundo es ser capaz de conocer a las personas  pues no hay nada que sea más complejo que otro ser humano y para poder hacer esto no hay trucos ni atajos, solo hay una condición que desbarata  todas las trampas y que muy pocas personas están dispuestas a aceptar:

              Hay  que estar dispuesto a sufrir con los demás

             El mundo ya lo tenemos dentro pero para poder verlo es necesario que alguien nos haga de espejo.
         

     

miércoles, 4 de marzo de 2015

las cocinas

           

               Vuelvo a encontrarme muchos años después de madrugada sin un lugar propio

               Hago tiempo, pienso, lucho y juego con el insomnio intentando pensar en otra cosa. Estoy en la cocina de mis padres.

               Me conecto con los recuerdos de otra cocina concreta, de niño, en verano en un pueblo de montaña.
           Hace frío y estoy solo pero me acompañan el ruido intermitente del motor de la nevera, el fluorescente y un hule blanco  que cubre la mesa en la que espero sentado, en un banco corrido,  no se muy bien qué.

              Son otros tiempos. No hay teléfonos en la casa, ni tele, ni nada dulce en la nevera. Solo tengo un mazo de cartas para hacer solitarios esta es mi única defensa contra el aburrimiento y la soledad.

             Hoy de nuevo siento las mismas cosas de entonces y pienso que el mundo en su fría  y despiadada voracidad está echando a perder nuevamente otra generación. La mía. La nuestra.

       

lunes, 2 de marzo de 2015

Desde pequeños



 Desde pequeños todos tenemos sueños y pensamientos extraños. Una noche sueñas que una bruja muy alta  se pone a los pies de tu cama y se lanza sobre ti para hacerte cosquillas de las que casi hacen daño y esas cosquillas son tan reales que te despiertas bañado en sudor y sin aliento.
  ¿Quién no ha soñado alguna vez que se levanta de la cama y que al intentar poner el pie desnudo en el suelo pisa la mano de un cadáver que intenta mientras cruje un último movimiento duro y frío para intentar atraparle?
  Por eso aunque ya seáis mayores sigue siendo importante dormir tapados hasta el cuello y no sacar nunca, nunca, las manos o los pies fuera d la cama.