sábado, 31 de octubre de 2015

Despertando



   Debido a los caprichosos cambios de medicación, esta noche y ya van varias parecidas, me he despertado cada hora u hora y media aproximadamente.

   Es como si el laboratorio en cuestión incluyera en el tratamiento, a modo de efecto secundario, un acomodador personal que me llevara a la puerta del cine una vez acabado cada uno de mis sueños y me echara de mi propia sala de proyección , cálida y acogedora, para abandonarme, dando un metálico portazo, en el callejón de la noche con su realidad completa.

viernes, 30 de octubre de 2015

Ganancias



   Estanterías vacías, cajas de cerveza por todos los rincones. Una sensación extraña, como de que ningún objeto cumple con la función para la que ha sido creado y puesto en su lugar.

   Una suave pátina de polvo, la justa, la soportable, se acumula sobre el  suelo del bar, aunque las mesas al menos están limpias.

   Una joven china  atiende a la clientela. ¿Qué coño hago yo aquí? debe pensar mientras mira en su móvil un vídeo de un artista de su país.

   Parece que con ella tampoco se reparten las ganancias del gran mundo, eso si que lo tenemos casi todos en común, eso, y el estar como todo en este bar, algo desubicados.

viernes, 23 de octubre de 2015

Arcángeles



 Veo desde mi nueva ubicación en otro bar un portal profusamente decorado con lujosas esculturas de ángeles y arcángeles.

  Es un edificio antiguo y de esta forma se constata que esos muñecos jamás protegieron a nadie de los que allí vivieron y murieron.

jueves, 22 de octubre de 2015

Juicio televisado



   Me siento en un bar en el único sitio donde no  puedo  ver ninguna de las pantallas de televisión donde se emite el juicio por el asesinato de una pobre niña.

  Aun así no puedo evitar pensar en ello, en la gente que entra en el café echando un ojeada, ya lo saben, no se pude entrar y no pensar en la pobre niña y todo queda impregnado de sensacionalismo y de morbo.

  Me pongo los auriculares, abro un libro y me e intento aislarme de este medio-ambiente concentrándome en la música y en la lectura, sin levantar, por si acaso, mucho la cabeza.

martes, 20 de octubre de 2015

La ventana de la bilioteca



    De derecha a izquierda desde la ventana de la biblioteca se ve el espantoso edificio "El Trovador", donde miles de personas son utilizadas por grandes compañías telefónicas en "call centers", un ala deshabitada del convento de San Agustín, en el que se ubica la propia biblioteca y  el albergue de transeúntes de la ciudad .
   También se ve un edificio alto y corriente y finalmente, a la izquierda, tras recorrer con la vista hacia arriba un tejado, una ventanita que es la más hermosa de cuanto he descrito, por estar pintada cada una de sus hojas de un color, azul celeste la izquierda y rojo vino la derecha.
   A su lado se agita la copa de un árbol y me imagino que allí vive un ser de fábula pues la sola presencia de esta ventana es capaz de anular el aspecto opresivo sombrío y agotado de todo lo anterior.

  Mientras escribo esto y como si desde allí alguien pudiera escuchar mis propios pensamientos alguien baja hasta la mitad, la persiana.

lunes, 19 de octubre de 2015

Piscina



  Cuando era niño imaginaba que convertía en una piscina el baño pequeño dela casa. Tapiaba la puerta a media altura para poder llenarlo de agua caliente y bucear desnudo en ella.

  Hoy veo en esta ensoñación un deseo de volver al seno materno.

sábado, 17 de octubre de 2015

Camino

 

    Los portales vacíos de amantes adolescentes proyectan su luz grisácea y su nada hacia la calle.

    Los capós de los coches brillan capturando cada filo de luz, aun en la noche.

   La gente pasa de un lado  a otro y para mí lo hacen como si estuvieran en un carrusel, para ellos espero que sus vidas tengan sentido y sus pasos su propio camino

viernes, 16 de octubre de 2015

Vacío



   Casi todo está vacío, esto es algo imposible de negar , El espacio entre las cosas, los recipientes , las sillas todas vacías... y siempre pasan menos tiempo llenas que vacías.

   Nuestra cama vacía, siempre también más tiempo vacía.

   A veces la gente ve que el tranvía va lleno, pero nadie lo ve la mayoría del tiempo, porque va vacío.

   El vaso , un rato lleno y caliente y luego siempre  vacío, al igual que yo mismo, recipiente, expectante, anhelante  y vacío.

sábado, 10 de octubre de 2015

El síntoma












    Los demás creen que mi depresión es solo una enfermedad de la que saldré antes o después y así lo haré, aunque lo que es una enfermedad es además un síntoma.

 En esta sociedad de la competitividad (agresividad) en la que además las reglas de la competencia solo rigen para los de abajo, no hay más que ver como las grandes empresas consiguen refinanciar sus deudas multimillonarias sin dificultad alguna, mientras al autónomo no se le da ni la hora,

viernes, 2 de octubre de 2015

Galgos



Voy paseando y veo un galgo con su "dueño"

 Me asombra que tras todo lo que ha sufrido este animal sea capaz de ser confiado.

 Sus lineas curvas me recuerdan a los dibujos infantiles de las olas del mar, pienso que ellas también están a merced del viento, de la Luna y de las mareas y por ello no dejan de lanzarse una y otra vez contra la arena de la playa.

  Imagino que en esa tremenda abnegación está el sentido de su vida, su libertad, su inteligencia, su fuerza, su bondad y su alma.

jueves, 1 de octubre de 2015

Pastor Alemán



 Sentado en la biblioteca oigo a lo lejos un aullido de un pastor alemán, me acerco a la ventana y lo veo atado a un poste llamando a su "dueño".

 No intenta desatarse, no quiere escapar, sólo llama y llama a su "dueño" con una nostalgia y con una desesperanza animal, inaprensible, como la que yo poseo.