lunes, 30 de enero de 2017

Accesorios



Salgo a la calle y abro el paraguas aunque sé bien que no se puede huir  de la niebla.

Una pareja llega a un escaparate y ella hace una fotografía, seguramente piensa que así no se olvidará de algo.

Desde hace años se habla de como los diferentes accesorios electrónicos realizan, cada vez más a menudo, funciones que antes realizaban nuestros cerebros.

Espero que nuestros cerebros no se lo tomen como algo personal.


domingo, 29 de enero de 2017

La Escafandra

 Resultado de imagen de escafandra


Me pongo la escafandra, los auriculares que son la bombona de oxígeno que me permite respirar aquí bajo el agua, en esta atmósfera acuosa que nos rodea. Sólo entonces, bien equipado,  bajo a la calle usando el ascensor a modo de cámara de descompresión.

Doy un par de vueltas al parque con mis zapatones y mis pesas de buzo y luego ya en el bar me sumerjo de nuevo esta vez en el café, en la lectura y en los cuadernos en los que escribo.

Todo este ritual diario hace que me pregunte ¿Cuanto tiempo pasamos realmente en el exterior? La verdad es que no sabría decirlo.

Igual que seguimos pensando que cuerpo y mente no son la misma cosa dividimos también el mundo en dos secciones, exterior e interior y las dos son sólo parte de la misma maravillosa ensoñación.

Volviendo al barco pienso que este exterior no merece la pena, ni  el amor, ni el sexo, pero entonces justo antes de estirar del cable para ser izado un ser humano me sonríe, es la primera vez en el día.

Qué poco se necesita a veces para seguir estando en la vida.

sábado, 28 de enero de 2017

Nada más

Todo lo que se ha hecho, a pesar del hombre, a pesar del mundo a pesar de Dios, los edificios, las carreteras, los puentes, siempre contra los otros.

Cada persona es una trampa, por desconocimiento por maldad o por omisión. No me excluyo.

A veces la trampa tiene un cebo y algo se saca, nada más.

Sólo somos humanos chocando unos con otros nada más.

viernes, 27 de enero de 2017

Zona video vigilada



La zona video vigilada se extiende como una mancha de aceite y esa es su propia destrucción, hay tantas imágenes, tanta información que es imposible procesarla toda, ni almacenarla, ni clasificarla, ¿O sí?

La vigilancia es siempre a posteriori así que no hay como tirar la ropa después y sobre todo llevar gorra durante.

jueves, 26 de enero de 2017

La Casa de las novelas

Todavía hay quien en secreto odia los libros en que algunos nos cobijamos. Me hablan de que mi abuelo, del que heredé el nombre todos los días en su sillón de orejas,con el cortaplumas, abría un libro.

Mi abuela odiaba los libros, lo que es como decir que odiaba una parte de si misma, esa que rebotaba en las cubiertas de las novelas.

No sé si heredé de mi abuelo la afición por la lectura,pero desde luego sí que utilizo su misma sabia y placetera estrategia ante las cosas inevitables de la vida.

miércoles, 25 de enero de 2017

Lo que uno es

El olor corporal, el propio, la propia sombra, los fluidos corporales que entran y salen del cuerpo, el pensamiento y los sueños.

Los sentimientos y esta soledad en la que al final se reúne todo lo que uno es.

martes, 24 de enero de 2017

Pantalla

Camino y lo que veo, lo que oigo, se conecta en mi interior muy en lo profundo hiriéndome.

El mundo es un espejo, una pantalla donde nos proyectamos.

-¿Cómo vives la vida? ¿Qué haces con ella? Me preguntas.

-¿Y cómo me vive la vida a mí? Contesto.

Y esto último, creo, también hay que tenerlo en cuenta.

lunes, 23 de enero de 2017

La belleza


Mezcla de olores en el aire y claroscuros, un momento mágico justo en el borde de la tormenta donde acaba de caer como una cortina la lluvia.

Olvido por un momento todas las cosas importantes y de esa liberación surge lo que está vivo.

A veces la belleza te golpea en el medio del cerebro entonces la ves y estás perdido para siempre.

domingo, 22 de enero de 2017

Ruido Blanco

Un alejarme del mundo paulatino e inexorable.

Para sobrevivir me voy a lo profundo sin pasar por tus brazos, por tu mirada por tu pensamiento.

Renuncio a la materia al silencio, ruido blanco.

El arte horada mis circunvalaciones cerebrales, mi droga, mi bálsamo, poesía, agua.


miércoles, 18 de enero de 2017

Tiempo, aire.

Siempre he relacionado el tiempo con el aire, algo que no se ve pero que existe y que genera un ritmo en la respiración, en los pulmones.

Medir es comparar. Tantas respiraciones, tantos latidos, tantos pasos, pies, codos, palmos, tantas varas, tantas lunas o estaciones, cuando seas mayor, cuando seas más viejo.

Envuelto en los rosados y esponjosos pulmones el corazón envía la sangre oxigenada a las células, se enciende la maquina de la poesía del tiempo y del espacio: el cuerpo humano.


domingo, 15 de enero de 2017

Máximas mínimas (Enero 2017)

El Sueño Americano se ha transformado en El Sueño de internet.

Los pensamientos no son más que herramientas para seguir pensando dentro del pensamiento.

La elección no elimina la necesidad.

No es lo mismo ser pobre que estar arruinado.

Las ideologías en la práctica se han convertido en coartadas para infligir daño al otro.

Detrás de cada intención parece estar el dinero, detrás el poder y tras este el miedo a la muerte y la inútil y dañina forma de intentar conjurarla.

Los tontos son los que más lejos llegan pues no son capaces de apartarse de su camino.

La torpeza es cualidad inexcusable para el triunfo.

Hay cosas que ya sólo existen en los libros y a veces ni en ellos.



A veces sólo se tiene la palabra y solo la palabra puede reconfortarnos.


sábado, 14 de enero de 2017

Faltan palabras



Estimados académicos de la lengua,además de dar esplendor podían entretenerse en rellenar algún hueco.

No existe, que yo sepa,palabra en español para designar al asesino del propio hijo. Imagino que es una herencia de los tiempos en que los hijos eran una propiedad del padre.

Creen ustedes por favor este vocablo y los hablantes ya nos encargaremos de adecuarla al habla.

Es necesario también tener una palabra para quien maltrata al propio hijo o a su animal de compañía.

Es importante porque lo que no se nombra es como si no existiera, primero como bien se sabe, fue la palabra.



En mis sueños Frida.

Duermo fuera de casa y sueño con mi gata Frida.

En el sueño ella va conmigo a todas partes, escapa por el balcón pero vuelve. Me habla, me dice muchas cosas que desconozco y me transmite en un momento toda su sabiduría felina y su perspectiva de las cosas, adquirida a treinta centímetros del suelo o desde la altura de una silla, radiador, sillón, sofá, valla, árbol, ventana o tejado.

Ella lo ve todo, lo comprende todo y es lo más parecido que se puede ser a Dios, en mis sueños.

viernes, 13 de enero de 2017

En tránsito



¿En qué forma algo que se envía está en el lugar del remitente, en tránsito y en el destinatario?

Ocupa no un lugar ni dos sino al menos tres en nuestros cerebros.

Cuando llega tenemos en nuestras mentes todo su recorrido.

Luego abrimos el paquete y tiramos el envoltorio.


El objeto ocupa entonces y para siempre en su existencia un único lugar.

jueves, 12 de enero de 2017

Para que suceda.



Para que alguien sirva para cantar debe haber alguien que sirva para escuchar.

Para que alguien sirva para escribir debe haber alguien que sirva para leer lo escrito.

Así la responsabilidad de nuestros actos está tanto en nosotros como en los demás y al contrario.

Es necesario el otro para que algo suceda.

martes, 10 de enero de 2017

Hierba



Lo primero que me viene a la mente es la hierba, qué imagen tan potente, tan simple, tan manida.

Siempre hay un jardín, un parque, una plaza, donde a uno le colocan por primera vez en contacto directo con el planeta.

La hierba rivaliza con la arena y con el mar. También allí el primer contacto con La Tierra  puede darse.

Toda esta idea de la naturaleza que acoge es engañosa. De pequeños podemos no darnos cuenta o no recordarlo ya de mayores, pero al cabo de un rato más bien corto el césped, el suelo, la arena o el agua del mar comienzan a molestarnos y así nos damos cuenta de la incomodidad, de nuestro propio cuerpo en el mundo.

lunes, 9 de enero de 2017

Tirarme



Veraneábamos en la playa. Mis padres llevaban con nosotros a una chica para que nos cuidara a mi hermana y a mi. Eran otros tiempos, por fortuna superados.

 Cuando ellos se levantaban nosotros tres ya estábamos en la playa y cuando ellos llegaban a la playa, al poco tiempo nos mandaban a casa a comer.

Se podía decir que nuestros horarios apenas se cruzaban.

Un día estábamos comiendo en la terraza, mi hermana y yo junto a la chica. Yo estaba lleno de rabia,  no tendría más de siete años. Algo me impulsó a gritar que me iba a tirar por la terraza, salté al otro lado de la barandilla y estuve amenazando con soltarme.

 Era un tercer piso, la pobre chica lloraba aterrada, recuerdo su cara mojada y sus manos con las que se tapaba los ojos de tanto en tanto, cuando creía que podía caer al vacío. No sé cómo la pobre consiguió que volviera al otro lado de la barandilla, al interior.

 Cuando llegaron mis padres ella les contó lo ocurrido  y debió decir que se iba, pero mis padres de alguna manera la consolaron y le convencieron para que no se marchara.

 Mi padre me dio una zurra y me mandó a mi cuarto. Siempre he creído que me la dio más por la chica que por mi, nunca antes ni después me puso la mano encima.

 Al día siguiente no cambió nada, no conseguí nada, al día siguiente volví a la rutina, al hastío y a la soledad.

Hace pocos años, cuando hablé de esto con mi padre no se acordaba, Parece mentira como la misma experiencia puede ser tan diferente para personas tan queridas y tan cercanas.

jueves, 5 de enero de 2017

La Consulta


Veo a mis compañeros de andanzas en el psiquiatra. La sala de espera está llena de cuerpos inquietos y delgados o hinchados y tranquilos. Los dos extremos entre el inicio de la enfermedad y el final del tratamiento.

Por suerte la experiencia es un grado y yo ya estoy al final de este asunto, en mi peso y volumen habitual y gracias a anteriores peripecias medicinales como digo he podido manejar mi enfermedad y ahora siento cerca su final, puedo verlo y saberlo. Ya queda poco y el resto del camino es ya cuesta abajo.

No necesito más, como decían los clásicos "llevo conmigo todas mis cosas"

Salud.


miércoles, 4 de enero de 2017

Materia y amor.


Todos nuestros esfuerzos son un intento de materializar el mundo de nuestras ideas, de cambiar algo abstracto por algo concreto, capacidad por dinero o ideas por planos de edificios y estos por construcciones reales.

En el amor todo esta dinámica se cae rodando, todo es abstracto, lo vivimos a escondidas dentro de nuestro cerebro.

Nadie sabe a ciencia cierta que es lo que cambia. lo que da o lo que recibe.

lunes, 2 de enero de 2017

Ritmo



Casi todo en la música ha puede violentarse, el tono, la armonía, los timbres etc. pero no el ritmo porque el ritmo es inherente al ser humano, el ritmo del corazón, de la respiración, de los procesos de digestión, del la vigilia o el sueño.

Como todo lo que creamos la música ya la teníamos dentro y eso que llevamos dentro si lo cambiamos nos hiere como nos heriría la música si la despojásemos del ritmo.